enraizándonos
«No hay personas sin recursos,  solo hay estados de ánimo
en los que nos encontramos sin recursos»
T. Robbin

Se ofrece un espacio se acogida y de escucha. Habitando el cuerpo, sensibilizando, conectando con lo que nos aporta el momento presente. Aprendiendo a reconocer sensaciones y  emociones.

Se facilitan  caminos que permiten integrar y armonizar diferentes aspectos que habitan en cada una de nosotras.

Descubrimos nuevas  posibilidades que nos ayudan a estar más cerca de una misma, confiando en la sabiduría del cuerpo y en la propia experiencia. Optimizando recursos. Compartiendo con el grupo y sintiendo su apoyo en un marco de respeto y confianza.

Desde el año 2009 y hasta la fecha, he acompañado a más de 40 grupos, dirigidos a mujeres, dentro del programa organizado por el Punt d’Informació i Atenció a la Dona (PIAD).

 

 

 

Objetivo principal:

Ofrecer a las mujeres herramientas para su empoderamiento y  para encontrar la confianza en los propios recursos y en la cooperación entre mujeres.

Valores:

  • La confianza en que toda persona dispone de las aptitudes necesarias para su desarrollo.
  • La importancia para toda persona de ser escuchada, acompañada y sostenida en su proceso de crecimiento, especialmente en momentos difíciles y de cambio.
  • El valor  personal independientemente de la condición económica, cultural, social y de género.
  • El respeto por los procesos y los tiempos requeridos para cada persona en su desarrollo

 

Objetivos específicos:

  • Ofrecer un espacio de respeto y confianza
    • Acoger a la mujer en su momento actual
    • Ofrecer escucha y soporte
    • Ayudar a conectar con las propias necesidades, expresarlas y respetarlas
    • Incentivar las cualidades y respetar las limitaciones
  • Acompañar a la mujer a acoger y respetar el propio proceso
    • Acercarse a una misma a partir de un estado de atención y presencia
    • Reconocer sensaciones, emociones y pensamientos
    • Vivenciarse como un todo donde cuerpo-mente-emociones estén en armonía
    • Respetar el ritmo y las limitaciones
    • Honrar el momento actual con sus particularidades
  • Aumentar la autoestima
    • Explorar el camino desde el sentirse al respetarse y cuidarse
  • Potenciar la conciencia corporal
    • Dotar a la mujer de herramientas para sentir el cuerpo y aprender a escucharlo
    • Confiar en la sabiduría del cuerpo
    • Favorecer el auto-cuidado
    • Abrir nuevos espacios de percepción
  • Gestionar el estrés
    • Practicar la atención
    • Experimentar la pausa, cultivar el silencio y la conexión intima
    • Aprender a calmar la mente
  • Integrar el aprendizaje
    • Obtener herramientas sencillas aplicables fuera de las sesiones que permitan auto-regularse

 

  • Facilitar la comunicación
    • Trabajar la escucha de sí misma, el contacto y la relación con las otras personas
    • Abrirse a la relación grupal, permitirse recibir y dar soporte y apoyo
    • Crear redes

 

Info horarios